miércoles, 11 de junio de 2014

Tarta Sacher

Hoy un voy a poner una receta muy especial para mi y ahora sabréis porqué. Tengo a mis hijos ya de "vacaciones" y como todo estudiante cuando terminan las clases se sienten relajaditos y felices por lo que ayer cuando volví del trabajo me tenían preparada una maravillosa tarta Sacher. Para que luego las madres nos quejemos!!.
Para mi hijo Lluís ha sido la cocina una de sus grandes aficiones. Cuando, de pequeñito me pidió como primer regalo de Reyes una cocina supe que cocinar significaría para él mucho más que "alimentar" el estómago, seguro que representaría creación, emociones, cariño e ilusiones y esto con el tiempo se ha confirmado. Ahora con sus 17 años disfruta y nos hace disfrutar a todos con sus inventos, creaciones y conversaciones culinarias. Como madre disfruto con él de estos momentos de compartir recetas, ver programas televisivos, leer libros y como no, probar cosas nuevas.
Y que decir de mi hija Marta, ella no es una apasionada de la cocina ni quizá disfrute con los fogones y las sartenes pero para mí es como esa guinda, discreta, delicada, sencilla pero con ese brillo tan especial que hacen de un simple pastel algo perfecto.
Bueno y ahora que ya os he dado un ratito de madre pesadita hablando de sus hijitos os paso por fin la  receta.
La vimos hace poco en un programa de Masterchef, Lluís decidió darle su toque especial y retocó un poco los ingredientes, el resultado fue ESPECTACULAR. Es suave, deliciosa y como dijo mi amiga Pilar de pastelería, pero de categoría.
Os recomiendo hacerla, de verdad que no es nada empalagosa ni se hace pesada ni es de esas que, a los que no somos muy amantes de los dulces, nos cuesta de pasar.


INGREDIENTES:

Para la tarta:
  • 125 g. de azúcar.
  • 125 g. de mantequilla.
  • 5 huevos.
  • 125 g. de chocolate de cobertura.
  • 70 g. de harina.
  • 40 g. de harina de almendra.
  • Mermelada, a ser posible de albaricoque, pero mi hijo lo hizo la hizo de manzana y ciruelas.
Para el almíbar:
  • 150 g. de azúcar.
  • 100 ml. de agua.
Para la cobertura:
  • 300 g. de chocolate de cobertura.
  • 100 g. de mantequilla
  • 100 ml. de nata líquida.
PREPARACIÓN:

Hacer el almíbar mezclando el agua y el azúcar y poner a calentar. Cuando ya está mezclado, apartar y dejar enfriar.

Con una batidora eléctrica de varillas batir la mantequilla con el azúcar.

Incorporar las yemas de los huevos, una a una sin dejar de batir.

Fundir el chocolate, dejarlo templar y añadir a la masa.

Mezclar las dos harinas e incorporarla en la masa con movimientos envolventes con una batidora manual.

Batir las claras a punto de nieve y agregarlas suavemente.

Poner la masa en un molde de base desmontable previamente untado con mantequilla o aceite y ponerlo en el horno a 185ºC durante 10 min. Después bajar la temperatura a 175ºC y hornearlo durante 30 min. más.

Sacar del horno, dejar templar y desmoldar, partir por la mitad y pintar las dos partes por ambas caras con el almíbar. Dejar reposar. Extender la mermelada por la parte inferior y tapar con la otra parte.

Para elaborar la cobertura, fundir el chocolate al baño maría y añadir la mantequilla. Una vez disuelta agregar la nata líquida y mezclar. Cubrir la Tarta con el chocolate.

lunes, 9 de junio de 2014

Carpaccio de calabacín

 Hoy os quiero pasar un carpaccio súper original y a la vez de un sabor exquisito. Ideal para estas cenas veraniegas que se aproximan o para esos días que vuelves de la playa con muchísima calor, ganas de comer algo refrescante y si puede ser, no tener que hacerlo en ese momento.
Mi amiga Gemma me comentó un día que había probado un carpaccio de calabacín buenísimo y que debía ponerlo si o si en el blog. Yo, la verdad es que no me hacía mucha idea a cerca de como podía quedar el calabacín crudo, no sabía si la textura sería agradable a la hora de comerlo a pesar de que hay muchos carpaccios que me han sorprendido. Así que un día Gemma se presentó en casa con todos los ingredientes para hacerlo. No tenía escusas!!!
Lo íbamos preparando y yo seguía pensando, no sé, no sé pero cuando lo probé he de confesaros que la mezcla de los ingredientes es tan buena y exquisita que sucumbí a este plato desde el primer bocado.



INGREDIENTES
  • 1 o 2 calabacines, dependerá del tamaño y de la cantidad que tengáis que hacer.
  • Unos cuantos frutos secos tostados,  avellanas y almendras. La cantidad también dependerá aunque os aconsejo que no seáis rácanos.
  • 2 o 3 tomates maduros
  • un trozo de queso parmesano, que sea bueno ya que es uno de los ingredientes principales.
  • 1 ajo
  • aceite de oliva virgen, sal
  • limón
  • un poco de sésamo tostado (opcional)


PREPARACIÓN

Limpiar bien el calabacín y sin pelarlo cortarlo muy fino, como cualquier carpaccio, Extenderlo en la fuente donde lo queráis ya presentar. Ponerle un poco de sal.
Rociarlo con limón y un poco de aceite.
En un bol rallar los tomates y ponerle el ajo muy, muy picado, quitándole la parte interior para que luego no se repita. Ponerle sal y mezclar.
Extender el tomate rallado por todo el calabacín y añadirle otra vez más aceite.
Ahora es el momento de dejarlo macerar en la nevera.
Mientras picar con el un-dos-tres los frutos secos o los cortáis con un buen cuchillo, eso depende de vuestra paciencia, aunque los buenos cocineros dicen que cambia mucho el sabor de las cosas según los utensilios. Yo estoy totalmente de acuerdo!!
Cuando saquéis el plato de la nevera es el momento de añadir el queso parmesano, rallado o en virutas (a mi me gusta más de esta manera), espolvoreáis con los frutos secos picados y si tenéis un poco de sésamo tostado también (esto fue invento de Gemma, idea muy acertada, le queda muy bien).
Por último un chorrito de jarabe de vinagre de Módena y listo!!




COMENTARIOS Y CONSEJOS

Tenéis que prepararlo unas horas antes para que el calabacín se macere con el limón, el aceite y el tomate. Tampoco demasiado, lo suficiente para que esté fresco y el calabacín se macere.
Es importante poner la picada ya al final junto con el vinagre para que así no queden los frutos secos húmedos, el crujiente le da una textura muy especial a esta combinación de sabores.
No me digáis que no es fácil y aunque las fotos no me han quedado excesivamente bien, el resultado es de esos que deja a los comensales boquiabiertos, os lo aseguro.Ya me diréis.


domingo, 1 de junio de 2014

Merienda en L'Obrador y la Cultura del Pan



Hace días que tenía ganas de explicaros lo especial que han sido estos últimos días para mí.
Cuando me animé a asistir a la presentación del libro "la mesa de pecado" de la que ya os hablé en mi anterior entrada ni podía imaginar lo que viviría unos días después.
Como os decía conocí, por fin a Margot (Margot cosas de la vida)!! ya os dije la ilusión que me hizo pero lo mejor estaba por llegar. Se puso en contacto conmigo y me invitó a participar en una de las meriendas que organiza con otros bloggers.

Qué semana!! Empezó una lluvia de correos entre todos los participantes y Margot, además de toda mi familia, compañeros de trabajo y amigos animándome a que participara en la merienda, que ilusión y que nervios a la vez.
Margot como buena anfitriona, se preocupó de buscarme compañera de viaje así que enseguida se puso en contacto conmigo Chris (Quédate a comer).Gracias guapa!! Fuiste tan amable y cariñosa conmigo. Para ella era también su primera merienda por lo que compartimos nervios e ilusión los días anteriores (qué bien va tener WhatsApp!!).

A todo esto que también se pusieron en contacto conmigo esa semana unas antiguas compañeras de BUP con las que hacía casi 30 años no veía. El día anterior al evento pasé una entrañable velada con ellas recordando momentos de juventud tan hermosos, limpios y divertidos que me devolvieron como 20 años de juventud de golpe.
Que casualidad eran mis amigas íntimas de aquellos años y justo volvían a estar conmigo en un momento especial para mí. Casualidad? el destino? Sólo sé que fue tan mágico y especial que fue como el aperitivo perfecto antes de la espectacular comida.
Montse G, Montse M, Divina, Conxi A, Conxi H y Milagros os debo que despertarais en mi unos sentimientos y emociones un poco olvidados por el tiempo y la rutina. Guapas os quiero!!

Llegó el día, Chris y yo habíamos quedado en la Pza. Catalunya, para ir juntas en metro y allí se nos añadió Silvia una chica encantadora y simpática, a pesar de la diferencia de edad que me separa de ellas, he de deciros que enseguida empezamos a charlar las tres, como si ya nos conociéramos de mucho tiempo, hablamos y hablamos durante el trayecto, Chris explicó con todo detalle como hacía los Macarons no tenéis que perder la oportunidad de ver su receta, total que tan inmersas en el chocolate, huevos y azúcar estábamos que casi nos pasamos de parada.

Por fin llegamos a nuestro punto de destino: L'Obrador. He de deciros que al entrar tuve una sensación que nunca antes había tenido al llegar a un lugar como este. El pan envolvía físicamente  todo el ambiente pero lo curioso era que además te envolvía algo más ¿qué era?





















Al fondo encontramos a Margot, tan glamurosa y alegre como siempre, con el resto de nuestros compañeros de merienda. y cuando Margot nos presentó a Remei que es la persona responsable de comunicación y empezó a explicar que era L'Obrador, lo vi claro parecía que no era sólo el pan sino que las personas que allí se encontraban formaban parte del propio pan, te envolvía con su encanto, su filosofía y su carisma. Entiendo que L'Obrador sea una filosofía de vida, así lo viven las personas que allí trabajan y así te lo hacen sentir a ti.

En L’Obrador solo trabajan con ingredientes de primera calidad, apuestan por los productos locales y, a poder ser, de kilómetro cero.  Fijaros que algunos panes se venden a peso como antiguamente y se elaboran con harinas de trigo ecológicas provenientes de nuestras comarcas.

Antes de empezar nuestra aventura nos invitaron a tomar algo, yo enseguida vi al fondo de la barra de la cafetería unas limonadas naturales que parecían me llamaban con su frescura y aroma. No lo dudé ni  por un segundo y por primera vez en mi vida le fui infiel a mi café de cada tarde para saborear y refrescarme con esta maravillosa limonada. ¿Qué os parece? Imposible resistirse, ¿verdad?.


Una vez Remei nos introdujo en su cultura y no explicó su filosofía nos desveló la sorpresa de la tarde. Tendríamos la oportunidad de entrar en el obrador y hacer pan con uno de sus mejores panaderos, Manolo. Fue increíble la paciencia que tuvo con nosotras, mientras nos explicaba y nos instruía en todo lo relacionado con las harinas, los tiempos, las proporciones y las masas aguantaba estoicamente el bombardeo de preguntas y fotos que le hacíamos. Manuel ponte de espalda que salga tu camiseta!!!


Nos explicó como se hace el pan de quinoa, este pan se elabora con harina de quinoa, harina de trigo, masa madre natural, semillas y copos de quinoa. Además, su proceso de elaboración es totalmente artesano y está cocido en horno de una sola piedra. 

La quinoa es un alimento originario de América del Sur cada vez más popular en todo el mundo. Los incas se referían a este grano como “El Grano Madre” y era considerado un alimento sagrado.
L’Obrador presenta este pan en una cajita de madera natural de álamo. 


 






















 
Le conté a Manolo que mi padre de joven había sido panadero y que le encantaría ver como se vuelve a recuperar el pan de antes. Entonces me dijo Margot: ¡Os hago una foto al panadero y a la hija del panadero! Y así de guapos quedamos.




Remei nos explicó que cada pan tiene su proceso de elaboración tradicional e incluso el envoltorio depende del lugar de procedencia. Intentan transportarte lo más posible a su origen, por eso cuidan hasta el más pequeño detalle. Ahora me vais entendiendo, ¿verdad?

Aquí nos podéis ver trabajando la masa que Manolo nos hizo. Buenos he de deciros que no es nada fácil, menos con las risas y festejos de los aprendices. Pobre, que pacienciaaaaaaaaaaaa!!
Menos mal que nuestro pan no salía ese día a la venta.

Pasada la prueba del pan Remei nos invitó a merendar con ellos y qué deciros, quizá mejor unas imágenes de las cocas, los buñuelos, los dulces que nos ofrecieron. Si las fotos os parecen ya tentadoras la realidad supera en este caso la ficción. De-li-cio-so!!!
A sumar la tertulia tan enriquecedora también para mi ya que pude conocer y hablar con unas maravillosas cocineras y poder aprender muchas cosas nuevas. El compartir con gente que tiene las mismas aficiones que tú aunque no las conozcas de nada , lo hace todo tan fácil y especial. O sea que no sólo salí con el estómago lleno sino también con el alma, el espíritu y la autoestima por las nubes.
Al final os paso los enlaces a sus blogs. Obligatorio entrar en ellos!!























Por último nos esperaba otra sorpresa preparada por Margot, unos regalos de la casa Lékué , que sin saberlo acertó ya que se trata de un molde para hacer pan en casa, es increíble a veces como el destino encaja las piezas para que todo salga perfecto, y Larousse además de que sorteó su libro "La Mesa del Pecado" entre los asistentes que no lo tenían y mira por donde le tocó a nuestro paciente panadero. Personalmente me alegré mucho se lo merecía más que nadie aquel día y que contento se puso eso de cocina de pecado le pareció tentador.
Tmabién se sorteó un lote de sartenes y cuchillos de la casa Castey.
Aquí podéis vernos ya a todas con nuestro regalo y nuestras caras que creo resumen perfectamente todo lo vivido y experimentado.



Si después de leer y ver esto no os han dado ganas de ir corriendo a merendar al L'Obrador es que estáis a régimen estricto seguro.
Por último quiero dar las gracias a Margot por haberme dado esta oportunidad. A Kris por preocuparse de mí en esta aventura. A Silvia, por ofrecerse a hacerme alguna de estas maravillosas fotos. A Pilar, una mujer que, como yo, empezamos a tener alguna arruga en la cara pero la cabeza y el corazón tan joven y tan llenas de ganas de aprender como las de nuestras jóvenes compañeras.
A Marga de L'hora del Tàper, por ofrecerse desinteresadamente a hacerme un favor que ya os contaré y a todas y todos los otros bloggers con los que compartí esta maravillosa tarde.

Estos son los enlaces de los blogs que asistimos:

Marta: Instacook

lunes, 19 de mayo de 2014

Pastel de Chocolate


El jueves pasado fue el cumpleaños de mi hija Marta. Ocasión muy especial para mí ya que hizo 22 años por lo que pensé que sería un buen momento para actualizar mi blog. Ya tocaba!!!
Os pongo el pastel que siempre pide que le haga mi gran amiga Rosa. Cada año lo quiere por lo que le hemos bautizado con el nombre de Pastel Marta.
Felicidades cariño!!!.


Ingredientes

  • 3 o 4 huevos.

  • una cucharada de harina por cada huevo.

  • una cucharada de azúcar por cada huevo.

  • Chocolate con cobertura Nestlé especial para pasteles, 1 o 2 tabletas dependiendo de la cantidad de pastel.

Preparación


Separar las yemas de las claras de los huevos.

En un bol poner las claras de los huevos y batir a punto de nieve.

Cuando esté, añadir el azúcar y batir. Obtendremos así el merengue al que añadiremos las yemas rotas y simplemente mezcladas, no es necesario batirlas, y las 3 cucharadas de harina.

Mezclar con movimientos suaves y rápidos para que el merengue no baje.

En una bandeja de horno pondremos un papel vegetal, de los que venden para cocinar, y extenderemos la masa de manera uniforme y que nos quede una capa fina que llene toda la bandeja.

Lo introducimos en el horno previamente caliente a 180ºC. En cuanto veamos que se empieza a dorar lo sacamos del horno.

Repetimos la misma receta otra vez o más, dependiendo de la medida del pastel que queráis preparar. Yo en esta ocasión hice 3 capas.

Fundir el chocolate y poner capa de bizcocho, capa de chocolate tantas veces como pisos de pastel queráis poner.

Finalmente cubrir todo con chocolate y decorar al gusto.

Comentarios


Este pastel es muy fácil de elevara pero el resultado es fantástico. Gusta mucho sobre todo a los niños y permite infinidad variantes en su decoración.  En esta ocasión Rosa puso estos corazones y quedó muy vistoso.
 
 

Quiero aprovechar mi vuelta para hablar de un acontecimiento muy especial para mí.
Hace un par de semanas asistí a la presentación de un libro de cocina "La mesa del Pecado" que han publicado unos de los bloggers que visito desde hace tiempo.  Me enteré del evento y allí me planté, con mis amigas Rosa y Pilar.
Tuve la oportunidad de conocer en persona a Margot (del blog Margot cosas de la vida) a la que sigo especialmente desde hace mucho tiempo. Tiene unas recetas fantásticas acompañadas de unas fotografías increíbles, tenéis que entrar!.Por su blog imaginaba que tenía que ser una persona con un encanto muy especial, por ello en cuanto la vi no dudé en presentarme y, confirmado, es un encanto de mujer. Le pedí si me podía hacer una foto con ella, me hacía ilusión. Pero cual ha sido mi sorpresa cuando he visto en su crónica del evento la foto publicada junto a un comentario precioso sobre mí.
Estoy súper contenta y orgullosa, no voy a negarlo.
Aquí os dejo la foto y una del libro que os recomiendo, es muy original y con unas fotos preciosas. Ideal como regalo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
Margot me presentó al resto de los autores, todas y todos encantadores. También tuve la oportunidad de volver a saludar a Miquel (del blog Las receptes del Miquel), tan simpático y cercano como siempre.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Pizza de tortilla francesa

Hoy más que una receta o voy a dar una idea que tuvo mi hijo Lluís. Desde muy pequeño disfruta con los placeres de la comida, lo que le ha llevado a ser muy exigente con lo que come y a no conformarse con cualquier cosa a la hora de comer.
Os cuento esto porque el otro día era uno de esos días que yo no tenía ningunas ganas de cenar y mucho menos de  preparar la cena por lo que pensé haremos una tortillitas y ya está. Pues bien, él como suele ocurrir en estos casos me dijo "mamá una tortilla sólo.. si al menos fuera una pizza" entonces se le iluminaron los ojillos, suele pasarle cuando se le ocurre alguna idea y me propuso "déjame a mi que te sorprenderé". Y así fue, se hizo una tortilla y creó una pizza con ella. fácil, buena y divertida.
Por eso digo que más que una receta es una idea para esos días que tenemos ganas de comer pero ninguna de hacerla.
Espero que os guste y que os ayude a abrir la mente, dar paso a la imaginación y a disfrutar con ella.




Ingredientes

Huevos, aceite, sal y a partir de aquí todo lo que os apetezca.
En esta ocasión puso jamón, tomate, queso para fundir, orégano y aceitunas negras.

Preparación

En una sartén antiadherente hacer una simple tortilla pero sin doblarla, como en la foto.
Ponerla en una fuente que pueda ir al horno y añadirle un poco de tomate frito,queso, mozzarella, jamón o lo que os apetezca. Espolvoreas con orégano y adornar con aceitunas, anchoas, etc.
Ponerla unos minutos en el horno, sólo con el grill, justo hasta que el queso funda.

Más fácil, imposible!!!

sábado, 9 de noviembre de 2013

Coca de cebolla confitada con queso e higos de temporada


Hoy os propongo una receta que de esas que quedas bien con poco trabajo. El año pasado tenía cebolla confitada y un día que vinieron amigos a cenar la improvisé en un momento. Fue tal el éxito que este verano decidí hacer acopio de “cebolla confitada” y así poder hacer este plato más frecuentemente.

En verano que estamos en Mallorca  tengo más tiempo libre y cuento con la ayuda de mi querida Khalida que me hace de pinche, cosa que se agradece.  Khalida es una chica de origen marroquí que lleva ya muchos años con nosotros. Mi suegro le enseñó a cocinar platos típicos nuestros y desde que él nos dejó es ella la que se encarga de hacer aquellas especialidades  que tanto nos gustan, aunque por sus creencias y costumbres ni las prueba, por eso de su religión pero le gusta hacerlos, curioso ¿verdad?. Bueno, como iba diciendo, preparamos kgs y kgs de cebolla, luego la ponemos en botes y las cerramos al vacío. Resumiendo vuelvo a Barcelona con el coche que entre sobrasadas, galletas y conservas parecemos feriantes. Pero que bien va luego!!




En esta ocasión, ya aprovechando los higos de temporada los he añadido a la receta.

Ingredientes

·         1 kg de cebolla (yo utilizo la blanca, porque es más dulce).

·         Una hoja de masa para pizza, bien fina

·         Queso de cabra de rulo.

·         Unos cuantos higos frescos

Preparación dela cebolla confitada
Hay muchas maneras de preparar la cebolla confitada, yo os explico la que más me gusta pues no lleva nada de azúcar y queda todo el sabor de la cebolla pues está totalmente reducida.

Cortarla en juliana y ponerla en un recipiente que tenga tapa. Llenarlo todo lo que podáis, ya que se reduce tanto que al final queda poca cantidad. Ponerle sal y un poco de aceite.
Ir cociendo a fuego lento, muy lento durante 2 o 3 horas.  Ir moviendo de vez en cuando y así hasta que  ves que la cebolla ha soltado todo el agua y queda amarillita.
Aprovechar  un día de esos que estás en casa haciendo otras cosas, no da trabajo sólo es un tema de control.


 Preparación
Poner el horno a calentar, a la temperatura y en el programa que soléis utilizar para las pizzas. En mi caso tengo mi horno dispone de “opción pizza”, si no ponerlo a 180ºC  arriba y abajo.

Mientras se calienta, estirar la masa para que quede bien fina. Como suelo tener prisa siempre, utilizo la comprada pero, la verdad es que tampoco se nota mucho la diferencia.
Ponerla en el  horno 5 min. justo para que se empiece a hacer y cuando la veas un poco cocida se saca y se cubre bien  con la cebolla confitada.

Añadir unos medallones de queso de rulo  y volverla a poner al horno.
Cuando se ve ya la cebolla y la pasta dorada añadir los higos a trozos o en rodajas, como queráis que sea la presentación. Volverla a poner para que el higo empiece a soltar el jugo, pero cuidado no os paséis y quede seco.

Para quien no sepa como se hace el vacío explico:
Se llenan los botes de vidrio con la cebolla confitada todo lo que se pueda, es importante que no haya aire por lo que conviene apretar el contenido, se cierran bien y se introducen en una cazuela . Se cubre totalmente con agua y se pone a hervir. Cuando empieza la ebullición contar 10 min. y apagar el fuego, dejar enfriar dentro para no sacar en caliente por eso del choque de calor. Y ya está.
Espero que os guste.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Arroz con calamares de lata

 
Después de tanto tiempo, aquí estoy de vuelta. Y lo ´he querido hacer con una receta que me parece reúne todo los ingredientes que caracterizan las recetas de mi blog, fácil, sencillo, rápido y con la seguridad de que será exitoso. Así es el plato que os presento hoy. Lo vio mi marido esta semana en el espacio de TV3 "Cuines", es un plato típico de la Garrotxa. Se hacía cuando no disponían de pescado fresco y se utilizaban las conservas. Así que este domingo lo he hecho, siguiendo la receta paso a paso y os puedo asegurar que está delicioso.  Creo que próximamente haré variantes con otros ingredientes pues mientras comía aparecían en mi cabeza un montón de variantes. Prometo manteneros informados.
 
 

Ingredientes (para 4 personas)

 

                         400 g de arroz bomba
                         1/2 cebolla de Figueres
                         2 pimientos verdes
                         8 salchichas de cerdo
                         2 latas de calamares en su tinta
                         1 l de caldo de pescado
                         1 manojo de hiervas (tomillo, romero..)
                         sal
                         aceite de oliva
 

Preparación

 

En una cazuela poner un poco de aceite y sofreír la cebolla, cortada muy fina, ponerle un poco de sal y hacerla a fuego lento hasta que se caramelice, poco a poco.
Mientras tanto poner a calentar el caldo de pescado.
Cortar las salchichas a trocitos, freírlas y reservarlas.
Cortar los pimientos en trozos pequeños y freírlos en el mismo aceite que hemos frito las salchichas.
En una cazuela plana de hierro, o paellera, poner un poco de aceite y sofreír el arroz, añadir los pimientos, las salchichas, remover bien y por último las dos latas de calamares. Añade también un poco de hierbas aromáticas, de las que tengas a mano.
Si quieres en este momento puedes añadir un vasito de vino blanco, darle un punto de fuego y por último cubrirlo con el caldo de pescado, rectificarlo de sal.
Dejar a fuego fuerte hervir el arroz durante 10 minutos y después pasarlo al horno durante 7 minutos más. El horno ha de estar a unos 200ºC.
Pasado este tiempo sacarlo del horno y dejarlo reposar uno 5 minutos antes de servir.
 
 

 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...