domingo, 1 de diciembre de 2013

Pizza de tortilla francesa

Hoy más que una receta o voy a dar una idea que tuvo mi hijo Lluís. Desde muy pequeño disfruta con los placeres de la comida, lo que le ha llevado a ser muy exigente con lo que come y a no conformarse con cualquier cosa a la hora de comer.
Os cuento esto porque el otro día era uno de esos días que yo no tenía ningunas ganas de cenar y mucho menos de  preparar la cena por lo que pensé haremos una tortillitas y ya está. Pues bien, él como suele ocurrir en estos casos me dijo "mamá una tortilla sólo.. si al menos fuera una pizza" entonces se le iluminaron los ojillos, suele pasarle cuando se le ocurre alguna idea y me propuso "déjame a mi que te sorprenderé". Y así fue, se hizo una tortilla y creó una pizza con ella. fácil, buena y divertida.
Por eso digo que más que una receta es una idea para esos días que tenemos ganas de comer pero ninguna de hacerla.
Espero que os guste y que os ayude a abrir la mente, dar paso a la imaginación y a disfrutar con ella.




Ingredientes

Huevos, aceite, sal y a partir de aquí todo lo que os apetezca.
En esta ocasión puso jamón, tomate, queso para fundir, orégano y aceitunas negras.

Preparación

En una sartén antiadherente hacer una simple tortilla pero sin doblarla, como en la foto.
Ponerla en una fuente que pueda ir al horno y añadirle un poco de tomate frito,queso, mozzarella, jamón o lo que os apetezca. Espolvoreas con orégano y adornar con aceitunas, anchoas, etc.
Ponerla unos minutos en el horno, sólo con el grill, justo hasta que el queso funda.

Más fácil, imposible!!!

sábado, 9 de noviembre de 2013

Coca de cebolla confitada con queso e higos de temporada


Hoy os propongo una receta que de esas que quedas bien con poco trabajo. El año pasado tenía cebolla confitada y un día que vinieron amigos a cenar la improvisé en un momento. Fue tal el éxito que este verano decidí hacer acopio de “cebolla confitada” y así poder hacer este plato más frecuentemente.

En verano que estamos en Mallorca  tengo más tiempo libre y cuento con la ayuda de mi querida Khalida que me hace de pinche, cosa que se agradece.  Khalida es una chica de origen marroquí que lleva ya muchos años con nosotros. Mi suegro le enseñó a cocinar platos típicos nuestros y desde que él nos dejó es ella la que se encarga de hacer aquellas especialidades  que tanto nos gustan, aunque por sus creencias y costumbres ni las prueba, por eso de su religión pero le gusta hacerlos, curioso ¿verdad?. Bueno, como iba diciendo, preparamos kgs y kgs de cebolla, luego la ponemos en botes y las cerramos al vacío. Resumiendo vuelvo a Barcelona con el coche que entre sobrasadas, galletas y conservas parecemos feriantes. Pero que bien va luego!!




En esta ocasión, ya aprovechando los higos de temporada los he añadido a la receta.

Ingredientes

·         1 kg de cebolla (yo utilizo la blanca, porque es más dulce).

·         Una hoja de masa para pizza, bien fina

·         Queso de cabra de rulo.

·         Unos cuantos higos frescos

Preparación dela cebolla confitada
Hay muchas maneras de preparar la cebolla confitada, yo os explico la que más me gusta pues no lleva nada de azúcar y queda todo el sabor de la cebolla pues está totalmente reducida.

Cortarla en juliana y ponerla en un recipiente que tenga tapa. Llenarlo todo lo que podáis, ya que se reduce tanto que al final queda poca cantidad. Ponerle sal y un poco de aceite.
Ir cociendo a fuego lento, muy lento durante 2 o 3 horas.  Ir moviendo de vez en cuando y así hasta que  ves que la cebolla ha soltado todo el agua y queda amarillita.
Aprovechar  un día de esos que estás en casa haciendo otras cosas, no da trabajo sólo es un tema de control.


 Preparación
Poner el horno a calentar, a la temperatura y en el programa que soléis utilizar para las pizzas. En mi caso tengo mi horno dispone de “opción pizza”, si no ponerlo a 180ºC  arriba y abajo.

Mientras se calienta, estirar la masa para que quede bien fina. Como suelo tener prisa siempre, utilizo la comprada pero, la verdad es que tampoco se nota mucho la diferencia.
Ponerla en el  horno 5 min. justo para que se empiece a hacer y cuando la veas un poco cocida se saca y se cubre bien  con la cebolla confitada.

Añadir unos medallones de queso de rulo  y volverla a poner al horno.
Cuando se ve ya la cebolla y la pasta dorada añadir los higos a trozos o en rodajas, como queráis que sea la presentación. Volverla a poner para que el higo empiece a soltar el jugo, pero cuidado no os paséis y quede seco.

Para quien no sepa como se hace el vacío explico:
Se llenan los botes de vidrio con la cebolla confitada todo lo que se pueda, es importante que no haya aire por lo que conviene apretar el contenido, se cierran bien y se introducen en una cazuela . Se cubre totalmente con agua y se pone a hervir. Cuando empieza la ebullición contar 10 min. y apagar el fuego, dejar enfriar dentro para no sacar en caliente por eso del choque de calor. Y ya está.
Espero que os guste.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Arroz con calamares de lata

 
Después de tanto tiempo, aquí estoy de vuelta. Y lo ´he querido hacer con una receta que me parece reúne todo los ingredientes que caracterizan las recetas de mi blog, fácil, sencillo, rápido y con la seguridad de que será exitoso. Así es el plato que os presento hoy. Lo vio mi marido esta semana en el espacio de TV3 "Cuines", es un plato típico de la Garrotxa. Se hacía cuando no disponían de pescado fresco y se utilizaban las conservas. Así que este domingo lo he hecho, siguiendo la receta paso a paso y os puedo asegurar que está delicioso.  Creo que próximamente haré variantes con otros ingredientes pues mientras comía aparecían en mi cabeza un montón de variantes. Prometo manteneros informados.
 
 

Ingredientes (para 4 personas)

 

                         400 g de arroz bomba
                         1/2 cebolla de Figueres
                         2 pimientos verdes
                         8 salchichas de cerdo
                         2 latas de calamares en su tinta
                         1 l de caldo de pescado
                         1 manojo de hiervas (tomillo, romero..)
                         sal
                         aceite de oliva
 

Preparación

 

En una cazuela poner un poco de aceite y sofreír la cebolla, cortada muy fina, ponerle un poco de sal y hacerla a fuego lento hasta que se caramelice, poco a poco.
Mientras tanto poner a calentar el caldo de pescado.
Cortar las salchichas a trocitos, freírlas y reservarlas.
Cortar los pimientos en trozos pequeños y freírlos en el mismo aceite que hemos frito las salchichas.
En una cazuela plana de hierro, o paellera, poner un poco de aceite y sofreír el arroz, añadir los pimientos, las salchichas, remover bien y por último las dos latas de calamares. Añade también un poco de hierbas aromáticas, de las que tengas a mano.
Si quieres en este momento puedes añadir un vasito de vino blanco, darle un punto de fuego y por último cubrirlo con el caldo de pescado, rectificarlo de sal.
Dejar a fuego fuerte hervir el arroz durante 10 minutos y después pasarlo al horno durante 7 minutos más. El horno ha de estar a unos 200ºC.
Pasado este tiempo sacarlo del horno y dejarlo reposar uno 5 minutos antes de servir.
 
 

 
 

domingo, 10 de febrero de 2013

Buñuelos de Viento


 
 
Este fin de semana hemos preparado buñuelos de cuaresma, o de viento como queráis llamarlos.
Mi hija Marta lleva día pidiéndomelos y la verdad es que me daba un poco de pereza pero al final no he podido resistirme y aquí tenéis la prueba. Como no me acordaba muy bien de las medidas me he ido a una de mis principales fuentes "Les Recetes del Miquel"  y también la receta de una de las chicas de la cafetería donde habitualmente paso a tomar un cortadito, Mónica. Una muy buena cocinera y amiga. Así que con un poco de una y un poco de otra he preparado la mía. Os he de decir que han salido buenísimos y totalmente huecos.
 

Ingredientes


200 gr de harina
100 gr de mantequilla
5 huevos

250 mililitros de leche

250 mililitros de agua
Una puntita de sal y aceite suave para freír

Preparación


Se pone la leche y el agua al fuego con la mantequilla y un pellizco de sal.
Cuando empiece a hervir se echa la harina de golpe y se va removiendo durante un minuto o dos minutos hasta que quede una masa homogénea.

Se pasa a un bol y se deja enfriar.
Cuando este más o menos frías se le va añadiendo los huevos de uno en uno. Se echa uno y se remueve hasta que la masa queda ligada, así todos repitiendo cada vez que se echa uno.

Sabrás que la masa está bien ligada cuando que “a pico de pato”, esto es  cuando al coger una porción de masa con la cuchara de madera dejamos caer la masa y si al caer queda una forma como de pico de pato es que está en su punto.
Poner abundante aceite en una sartén y cuando esté bien caliente, con una cucharita de café, no más grande, ir echando montoncitos de masa. Veréis que se forma el buñuelo y ellos mismos se van dando la vuelta.
Ir poniendo sobre un plato con papel de cocina para que absorba el aceite y luego pasar por azúcar y si os gusta algo de canela.

domingo, 3 de febrero de 2013

Migas de pan manchegas (Receta del Avi Paco)




Hoy os pongo una receta muy especial para mí. Dejarme que os explique el  por qué.
Yo nací en un pequeño pueblo de La Mancha llamado Las Labores de San Juan. Uno de esos pueblos del centro de España en los que, en aquél tiempo, sus habitantes los abandonaban emigrando a grandes ciudades en busca de trabajo y oportunidades de mejorar y así poder dar un futuro mejor a sus hijos.
Pues bien, cuando yo tenía tan sólo dos añitos mis padres se vinieron para Barcelona,  solos, sin preparación académica  y sin dinero pero con una valentía y una fuerza que ya me gustaría a mi tener ahora.
Y como, cuando uno lo pasa mal, se une y valora más la amistad, siempre que podían se reunían con sus amigos para charlar, animarse y compartir aquellas comidas de sus pueblos,  unos platos sencillos, económicos. Comida de campo y barata que hoy sin embargo cuesta de encontrar y que algunos restaurante han recuperado pero a unos precios muy, muy distinto. Eso es lo que tiene el perder las comidas de siempre.
Uno de estos platos son las migas de pan. Yo las he visto siempre hacer a mi padre para toda su familia y amigos, en ocasiones han coincidido más de 50 personas en la mesa.
Es por eso que me encanta que venga a casa y se las haga a mis amigos. Es un día de cocinar juntos, comer un plato sencillo pero hecho con muchísimo cariño y con toda la experiencia y la sabiduría que, como mi padre, tienen las personas de esa época. Es difícil encontrar quien te lo haga y menos que te las hagan bien. Por lo que en mi casa siempre que digo "hay migas" tengo lleno asegurado.

Perdonar el que me haya alargado con este preámbulo pero quería agradecer así a mi padre todo lo que ha hecho y hace siempre por sus hijos y nietos. Gracias papá, te quiero!!!!

Carlos, el hijo de una de mis mejores amigas quería aprender a hacerlas así que hoy hemos tenido clase de cocina en casa.

Migas manchegas de pan


Ingredientes


Pan duro, a ser posible “pan de máquina” cortado para migas.
Varias cabezas de ajos

Chorizo de freír de buena calidad
Tocino de cerdo ibérico

Pimientos verdes

Sobrasada de cerdo negro mallorquín

Aceite de oliva virgen

Sal
Para acompañar:

Unos buenos racimos de uvas

Preparación


En  una cazuela de hierro ponemos a calentar bastante aceite y en ella freímos lo primero de todo los pimientos a tiras largas. Los ponemos sobre un plato y le añadimos entonces la sal.
Si nos pareciera que hay demasiado aceite retiramos un poco.
Los retiramos y en el mismo aceite freímos los chorizos y el tocino cortado a trozos como veréis en las fotos.

Los retiramos también y en toces freímos los ajos, enteros sólo con un corte en medio.

Una vez fritos, bajamos el fuego al mínimo y deshacemos en el aceite la sobrasada. Esto le dará al aceite un tono rojizo.

Cuando la sobrasada se haya desecho y sin que llegue a freírse añadimos las migas, vamos dando vueltas para que absorba el aceite. Añadimos sal al gusto y movemos continuamente para que se vaya incorporando el aceite.

Se van probando de sal y además para ver si quedan muy secas o necesitan algo más de aceite.
Si nos parece que están muy secas les añadimos un poco de agua, se añaden dejando caer el agua con una espumadera, así como si lloviera encima de las migas. Tener cuidado de no pasarse, siempre se puede añadir más.

Si vemos que les falta algo de aceite le añadimos del mismo que hemos reservado, pero con cuidado de no pasarnos. Siempre hay tiempo de volver a añadir.

Mover y mover e ir probando durante un rato hasta que notas que están en su punto.
Servir acompañando cada plato con unos choricitos, unos trozos de tocino y unas tiras de pimiento.




 

comentarios

El pan para las migas se puede cortar varios días antes de hacerlas.
Consiste en cortar como cuadraditos y guardarlo en una bolsa.
El día anterior a hacerlas se pasa el pan a un bol y se humedece con agua. Pero, cuidado, se humedece no se deja empapado de agua.
Nosotros a las migas le ponemos sobrasada porque desde que lo probamos mi padre encuentra que le da un sabor especial y la verdad es que están buenísimas.
En casa las acompañamos siempre con uvas pero hay que las acompaña con melón, sardinas, boquerones fritos.

domingo, 27 de enero de 2013

Brownie de chocolate al toque de chocolate Blanco y vainilla

 

Ingredientes

100 gr. De nueces peladas
75 gr.  De harina
75 gr. De mantequilla
150 gr. De azúcar
2 huevos grandes
150 gr. De chocolate negro para fundir
150 gr de chocolate blanco para fundir
2 cucharadas soperas de agua
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de sal
Azúcar avainillado o vainilla

Preparación

En un bol poner la harina y le agregamos la cucharadita de sal y de bicarbonato, mezclar.
En un cazo ponemos la mantequilla junto con las dos cucharadas de agua, añadimos el azúcar y removemos a fuego bajo hasta que comience a hervir.
Apartamos el cazo del fuego y le añadimos el chocolate negro, removemos y le añadimos la vainilla. Seguimos removiendo hasta que el chocolate esté totalmente desecho.
Ahora iremos agregando los huevos pero uno a uno, ponemos uno, mezclamos y cuando esté bien incorporado a la mezcla le ponemos el otro.
Por último añadimos la harina pero poco a poco, ponemos una tercera parte mezclamos y cuando esté bien incorporada la segunda parte y así hasta añadirla toda.
Cuando la harina está totalmente mezclada añadimos las nueces, cortadas a trocitos no demasiado pequeños y el chocolate blanco igualmente cortado.
Mezclar todo bien, pasar la mezcla a una fuente untada con mantequilla y cocer en el horno con aire caliente a 150ºC aproximadamente 40 minutos.

Comentarios

Recomendamos servirlo caliente acompañado de algo frío, por ejemplo con helado de vainilla o nata montada.

sábado, 29 de septiembre de 2012

Galletas con trocitos de chocolate (Receta del Rosa)


Hoy os pongo una receta de galletas que es de mi gran amiga Rosa.
Son unas galletas de chocolate de textura tan suave y blanditas que parecen unas nuves.

A los niños les encantan. Son tan fáciles de hacer que te pones y en un momento las tienes listas. El problema es que "vuelan".
Precisamente por eso, hace unos años para un cumpleaños de mi hijo, las preparamos y las colocamos en forma de pastel. Oa aseguro que es todo un exitazo pues es super original y además las puedes decorar por ejemplo con chuches, como en esta que me preparó para mi cumpleaños Foto EXPECTACULAR.







Ingredientes
                 
·         4 huevos (separar las claras)
·         4 cucharadas soperas de azúcar
·         4 cucharadas soperas de harina
·         Chocolate para postres ( ¾ parte de una tableta). Cortarlo a trocitos.

Preparación

·         Preparar todos los ingredientes, así como dos bandejas de horno ya que para esta cantidad os saldrá suficiente cantidad para llenarlas.
·         Encender el horno a 180ºC con la función de sólo aire caliente, de esta manera las dos bandejas se harán a la vez y de una forma homogénea.
·         Batir las claras a punto de nieve, cuando estén montadas añadir el azúcar y seguir montando hasta que quede hecho el merengue.
·         Ahora es el momento de añadir la harina, mover y en seguida mezclarles las yemas de huevo que las habremos simplemente  roto con una cuchara, es decir sin batir.
·         Se mezcla de con mucho cuidado para que el merengue no baje y se haga líquido. Es importante este paso, mezclar rápidamente con la cuchara y añadirle el chocolate a trocitos. Volver a mezclar con cuidado.
·         Ahora con la misma cuchara ir haciendo montoncitos como se ve en la foto.
·         Introducir en el horno y dejar unos 10 o 15 min.
·         Cuando los ves dorados, apagar el horno, sacarlos y en 5 minutos listos para comer.

Comentarios

·         Podéis utilizar perlas de chocolate que os evitará el paso de cortar el chocolate, si bien a mi hijo le gusta más con el de barra
Os paso las fotos.












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...